La aceptación como base del bienestar

Leemos mucho, sabemos mucho, estamos muy motivados por aprender,… Nos influye lo que dicen unos, lo que demuestran otros, estamos alertas a todo lo que nos pueda enriquecer… Seguimos a expertos en coach, conferenciantes, comunicadores,… todos tienen algo que aportarnos.

Sin embargo, ¿has pensado alguna vez dónde se encuentra tu verdadero crecimiento personal?

No está en los libros, ni en una conferencia, ni en un programa de televisión. No está en lo que dicen los otros, ni en los tweets, ni en las publicaciones de facebook. No está en los bloggers, ni en los youtubers, ni en lo que dicen los demás.

El verdadero crecimiento personal se encuentra DENTRO DE TI y todo empieza por la ACEPTACIÓN. Aceptar como eres, como sientes y como piensas. ACEPTAR QUE ERES ÚNICO E IRREPETIBLE Y QUE PUEDES ALCANZAR LO QUE TE PROPONGAS.

CONFIANZA Y ACEPTACIÓN son las bases del CRECIMIENTO PERSONAL. 

Aceptar nuestras circunstancias, nuestro entorno, aceptar nuestros pensamientos y sentimientos hacia la vida, hacia los otros y hacia nosotros mismos. La aceptación de lo que soy, de mis recursos, de mis virtudes y mis defectos, es básica antes de iniciar cualquier tipo de cambio. Y por supuesto la aceptación de los demás, evitando caer en la crítica destructiva y los juicios de valor.
Por eso considero que despojarnos de los esquemas sociales es muy complicado porque nadie nos lo ha enseñado. Y ahí es donde radica el bienestar humano, en enseñar a los niños a ser ellos mismos sin tener que seguir continuamente los patrones establecidos.
La verdadera magia del crecimiento personal es creer en ti desde que naces, aceptarte y moverte para conseguir tus deseos sin necesidad de que tengas que creer en algo a ciegas sólamente porque lo hacen los otros. Puedes estar por encima de eso y CREER EN TI ACEPTÁNDOTE Y ACEPTANDO TUS CIRCUNSTANCIAS.
Y una vez dado el paso de la ACEPTACIÓN camina hacia dónde mayor BIENESTAR consigas para ti y para los demás.

Gracias a las mamás del CEIP 103 que han acudido hoy a la sesión del taller: MEJORANDO LA RELACIÓN CON NUESTROS HIJOS Y NUESTRAS HIJAS por inspirarme para esta publicación.

Y gracias a ti…

Deseo que mañana cuando te mires al espejo digas:
¡ESTA PERSONA ÚNICA E IRREPETIBLE SOY YO!

 

Un abrazo,
Inma T.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *